La influencia de China en América Latina

Desde el inicio de este milenio, la importancia económica y política de China en América Latina ha estado creciendo. Hoy, la región es el segundo mayor receptor de inversión directa china. Varios países de la región han acordado participar en el proyecto de infraestructura y comercio global de Beijing: la "Nueva Ruta de la Seda". ¿Qué influencia tiene China en el modelo económico latinoamericano? ¿Cuáles son las consecuencias de la competencia geopolítica entre los Estados Unidos y China para la región? Nuestros autores arrojan luz sobre estos y otros aspectos de las relaciones sino-americanas, teniendo en cuenta los cambios económicos asociados con la pandemia del COVID-19.

China: Atrapada en la Política Exterior de Colombia

El año 2019 se convirtió en uno de los más fructíferos en la relación Colombia–República Popular de China. De un lado, el presidente Iván Duque viajó a mitad de año con el fin de abrir espacios comerciales que permitieran mejorar la balanza comercial que el país tiene con la PRC. De otro lado, hubo un avance significativo en materia de inversión extranjera directa por parte de China. Este panorama hace pensar que las relaciones entre los dos países han dado un salto cualitativo que los llevará a estar más cerca el uno del otro. 

La nueva relación triangular entre Estados Unidos, China y América Latina – el caso de México

Las crecientes tensiones entre Estados Unidos y China, particularmente desde el inicio de la administración Trump, han generado a nivel internacional, y en América Latina y el Caribe en particular, una serie de contradicciones y empujado a los gobiernos en la región a reflexionar si deben priorizar una relación estratégica y de largo plazo con Estados Unidos o con China.

China en América Latina: La conexión de El Salvador con la Nueva Ruta de la Seda

Con las inversiones directas China quiere fortalecer su influencia en América Latina. Los países pequeños como El Salvador también desempeñan un papel en los intereses de China. Desde 2013, el Presidente chino Xi Jinping ha estado promoviendo el proyecto de la Nueva Ruta de la Seda, también conocido como la Iniciativa del Cinturón y la Carretera (BRI). El objetivo principal es construir una infraestructura que facilite el flujo de materias primas y mercancías hacia y desde China.