Verdad es Politizar digital Final

VerdadEs politizar el dolor y las emociones de las mujeres

Gratuito

Las garantías de no repetición de los hechos de violencia que se perpetraron contra las mujeres, la convivencia, la reconciliación y la construcción de la paz pasan por la ineludible responsabilidad ética y política de explicar cómo han quedado las mujeres expuestas
al dolor y al sufrimiento originados por las violencias y las lógicas patriarcales y capitalistas del conflicto armado colombiano. En esta dirección, la verdad narrada por las mujeres debe contribuir a que sus vidas sean consideradas valiosas y sean parte del interés y la
preocupación social, como un eslabón necesario para repararlas. Politizar el dolor y las emociones es reconocer, entender y explicar el sufrimiento de las mujeres, además de comprender cómo la pérdida de sus vidas no ha sido y no es motivo de duelo social o colectivo, en tanto que se ha dado una distribución desigual del sufrimiento, y el dolor de las mujeres no ha sido y no es reconocido ni amplificado socialmente (Butler, 2006, p. 16).

Por ello, esperamos que el informe «VerdadEs politizar el dolor y las emociones de las mujeres», contribuya a politizar las raíces del patriarcado y las estructuras sociopolíticas en las que vivimos, así como a explicarnos por qué hay unas vidas más protegidas que
otras, por qué hay unas vidas más expuestas a las violencias, más susceptibles de padecer. Y en ese mismo sentido, a hacernos comprender también por qué hay mujeres que logran tramitar y darle un sentido colectivo y político a ese dolor a través de formas de resistencia, de acompañamiento a otras mujeres, de impulso a organización entre mujeres y de constantes exigencias por construir una sociedad en la cual las mujeres podamos ser y estar en igualdad de oportunidades que los varones, y libres de violencias.

Sin embargo, politizar el dolor y las emociones exige también preguntarse por las causas del sufrimiento, en este caso, el de las mujeres. Si identificamos las causas del dolor individual y colectivo, tenemos la responsabilidad moral de decidir qué hacer ante esas causas para que la reparación y las garantías de no repetición contribuyan a transformar las injusticias, exclusiones y violencias que viven las mujeres y los cuerpos feminizados. La politización del dolor y las emociones nos debe llevar a reconocer que las violencias en contra de ellas y las violaciones a sus derechos no pueden patologizarse o despolitizarse, ni mucho menos privatizar el sufrimiento y los impactos, minimizando y/o evadiendo la responsabilidad tanto de los actores armados y del Estado como de la sociedad.

Product details
Date of Publication
2020
Publisher
Casa de la Mujer
Number of Pages
265
Licence
All rights reserved.
Language of publication
español
ISBN / DOI
978-958-52163-1-0