Colombia: Amenazas de muerte contra organizaciones y personas aliadas de la Fundación Heinrich Böll

Colombia: Amenazas de muerte contra organizaciones y personas aliadas de la Fundación Heinrich Böll

Berlín, 19 de julio de 2018

Una comunicación enviada en los últimos días por medio de whatsapp por las fuerzas paramilitares colombianas denominadas como “Águilas Negras” amenaza de desaparición y exterminio a diversas organizaciones y personas defensoras de derechos humanos. Algunas como Sisma Mujer, la periodista Jineth Bedoya y la feminista Mayerlis Angarita Robleson cercanas a la Fundación Heinrich Böll. Ambas mujeres fueron ganadoras del Premio de Mujeres AnneKlein otorgado por la Fundación en 2018. 

La declaración del presunto grupo "Bloque Occidental" del cartel narcoparamilitar "Águilas Negras", que opera de manera desordenada e impredecible, acusa a las organizaciones y personas de actividades guerrilleras y amenaza con formulaciones concretas que revelanconocimientos precisos de las direcciones, rutas escolares de los niños y niñas, y de otros miembros de sus familias.

Entre las personas amenazadas y nombradas se encuentran periodistas de renombrados medios de comunicación y políticos, incluyendo miembros del Partido Verde colombiano y el ex candidato presidencial y alcalde de Bogotá, Gustavo Petro.l día de mañana (20 de julio), el nuevo Congreso iniciará sus labores.

Barbara Unmüßig, Presidenta de la Fundación Heinrich Böll, declaró:

“Desde la firma del Acuerdo de paz en noviembre de 2016, han sido asesinados 328 representantes de organizaciones de derechos humanos, de víctimas de la guerra civil, de organizaciones campesinas e indígenas.Desde el inicio de la campaña electoral a principios de 2018, el número de activistas de derechos humanos y de movimientos campesinos asesinados ha aumentado a 128; casi ninguno de estos asesinatos ha sido resuelto hasta ahora: sólo 77 casos están actualmente bajo investigación. Grupos armados profesionales, junto al ELN y disidencias de las Farc, y especialmente los exparamiltiares que se desmovilizaron de forma al parecer insuficiente se han expandido con el tráfico de drogas y combaten a los campesinos e indígenas que se defienden del despojo de sus tierras. 

La reforma agraria integral anunciada en el Acuerdo de paz para resolver el problema central de décadas de sangrienta guerra civil se está alejando cada vez más frente al aumento incontrolado de la violencia. 

Al mismo tiempo, las crecientes amenazas de muerte contra personas de la sociedad civil crítica, como los defensores de los derechos humanos o los periodistas de medios de comunicación reconocidos, tienen por objeto socavar la vía de la solución pacífica y constitucional de los conflictos y la confrontación democrática emprendida por el Acuerdo de paz. La polarización radical y la difamación selectiva del proceso de paz en la campaña electoral han allanado considerablemente el camino para ello.

Instamos de manera urgente y contundente al Gobierno y a las autoridades de Colombia a que adopten todas las medidas necesarias para proteger a las personas amenazadas y a asumir de manera consecuente las investigaciones de las amenazas de muerte; la seguridad e integridad de las personas amenazadas es ahora responsabilidad exclusiva del Gobierno colombiano actual y, a partir de agosto, del recién elegido Gobierno de Colombia y de sus autoridades de seguridad.

El nuevo Gobierno debe asumir lo antes posible su responsabilidad con respecto a la sociedad en su conjunto: debe velar enérgicamente, en todos los niveles institucionales, para que se ponga fin a los asesinatos y a la falta de garantías en las regiones mediante constitucionales, y debe enviar una señal clara de que no existe respaldo alguno a los actos de violencia. Estoy incluye la garantía de que el trabajo de las instituciones competentes se realiza conforme a los estándares internacionales.

Expresamos nuestra plena solidaridad y apoyo incondicional a nuestras organizaciones y personas aliadas amenazadas en esta situación - continuaremos trabajando con ellas por una Colombia pacífica, no violenta, democrática y constitucional". 

Contacto de prensa

Fundación Heinrich-Böll-Stiftung
Michael Alvarez Kalverkamp, vocero

alvarez@boell.de, +49 (0)30 285 34-202, +49 (0)160 365 77 22

0 Comentarios

Agregar nuevo comentario

Agregar nuevo comentario